Nuestro Atuendo

El atuendo que vestimos los Tunos Javerianos proyecta nuestra elegancia, porte, caballerosidad y la imagen de nuestra hermandad a las personas que nos ven cantando o simplemente departiendo en el lugar donde nos encontremos.

Aunque es similar al utilizado por las Tunas Portuguesas, nuestro traje esta  inspirado en aquel utilizado por  los estudiantes javerianos de la época en que fue fundada la Tuna hacia 1968 y los primeros  universitarios Tunantes del siglo XIII,  a diferencia del traje “grillo” o “cuervo” utilizado por las Tunas Españolas.

Igualmente refleja nuestra pertenencia a la fraternidad del Negro Menester  y las prendas que lo conforman revisten un significado especial de acuerdo a la tradición de las Tunas.

La Camisa de Golas

Elegante recuerdo que permanece en nuestro atuendo inspirada en los trajes de la época donde tienen origen los Tunantes, Sopistas y Goliardos en la historia antigua de la madre patria.
Esta prenda además conmemora la historia española cuando Don Miguel de Cervantes Saavedra rondaba picaresco en las calles de Alcalá de Henares en el siglo XVI buscando inspiración para sus majestuosas obras literarias, luciendo siempre golas protuberantes para resguardar su garganta del frió que es un castigo  para los hombres noctámbulos como somos los Tunos.

La Capa

Es la prenda que nos resguarda del crudo frió capitalino en las noches de ronda y serenatas. Esta hecha de paño negro y de ella penden las cintas que nuestras amadas bordan para nosotros, al igual, que los escudos que nos dan en los países y ciudades nacionales o del extranjero a donde vamos con nuestro alegre trovar.
Es por esto que  la capa es una de las prendas mas amada del Tuno, ya que ella refleja su historia de andanzas y amoríos con la Tuna, así que: “Por  sus capas los conoceréis…”

 

La Beca

 

Es aquella prenda que el Tuno porta en su pecho sobre camisa y capa, reconocimiento que hace la Tuna a su calidad de tuno, es impuesta en una ceremonia especial y secreta que al interior de nuestra fraternidad se denomina “Asamblea”, ceremonia que se lleva a cabo una vez el aspirante o bulto ha cumplido a satisfacción con su periodo de bultaje y ha solicitado la citación a Asamblea por medio de una carta.

Confeccionada con el más fino paño de color escarlata, lleva bordados al lado derecho en hilos de oro, el escudo Pontificio y sobre el corazón, el nombre de Tuno bajo el escudo de nuestra hermandad… La Tuna Javeriana.

La Beca nos fue impuesta en solemne ceremonia el día 4 de mayo de 1968 por el excelentísimo Señor Embajador de España en Colombia en esa época, señor José Miguel Ruiz Morantes, quien a su vez era Tuno de Derecho de la Tuna Complutense de Madrid España.

¿Por qué el nombre de “Beca”?. Antiguamente indicaba que su portador estaba becado por su universidad y como becario disponía de una ayuda que le hacia menos costosa su estancia en la misma. Los Colores de la “Beca” y el escudo que en ella figuran bordados, identifican la universidad o facultad a la cual pertenece el Tuno.

A pesar de ser la Tuna Mayor de la Universidad, es decir que reúne integrantes de todas las facultades, nuestra beca es de color rojo a diferencia de la tradición española en la cual la Tuna Mayor porta beca de color violeta. Esta diferencia encuentra razón de ser en los anales de la historia cuando en la Nueva Granada corría el año de 1633 y fueron fundados, el Colegio Máximo de la Compañía de Jesús y el Colegio Mayor de San Bartolomé, antecesores de la Pontificia Universidad Javeriana por los sacerdotes Jesuitas.

“Había por tanto dos clases de alumnos: los seminaristas y los convictores. Los primeros debían ser pobres, hijos legítimos de españoles, los segundos pagaban pensión ellos mismos, distinguiéndose de los seminaristas por el color de su beca roja de la azul de aquellos.” (1)

(1) Tomado del libro Memoria y Sociedad Vol 3.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Desde 1968 conquistando al mundo